Buscar este blog

viernes, 10 de enero de 2020

Ausencia Ética

Que nadie me juzgue...
si me salto protocolos
transitando otro camino.

Quebradizo es este hilo;
el hilo de mi pertenencia,
de mi minúscula estancia.

Hilando ahora este silencio,
remendando mi callada presencia,
de agobiantes, frustradas palabras.

Esta matrix mi energía devora,
engulle mi pecho esta inercia;
¡Tanta gente dormida, tanta inconsciencia!

Percibo, callo, disimulo;
¿Sirve de algo mi presencia?
Pesado se me hace el esfuerzo...

Comienzo a repartir ausencia;
quiero llamarle ausencia ética,
pues mi presencia inquieta.

Ausente hasta que descubra
¿Como estar sin fracturar mentes?
Estar sin fracturas mías ni suyas.

Unar Idycula
09/01/2020

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario será bien recibido, gracias.