Buscar este blog

jueves, 17 de diciembre de 2020

Recuerdos de un Pasado Reciente



Otro día de tele-trabajo, no había mucho que hacer, solo estar pendiente de que mi jefe escribiese y contestar de inmediato, para que que viese que estaba activa haciendo no sé qué... Así largo rato dando vuelta y toqueteos a mi ordenador, pasé de las labores inexistentes de mi trabajo, a mis temas personales; miré una de mis cuentas de correo casi olvidada, había un mail de hacía unos tres días. Era de un grupo al que había pertenecido hacia unos cinco años. ¿Por qué me escribirán? «Pensé». Había cortado con ese grupo y no de muy buenas maneras, me dispuse a leerlo.

El grupo me pasaba sus novedades y me invitaba a un encuentro. Me puse a elucubrar sobre las motivaciones de este mensaje después de cinco años de ruptura. Intenté meterme en la piel de su líder espiritual, la conocía muy pero muy bien. Los organizadores no me estarían pasando ese mail sin su permiso, es más estaba segura de que ella les indicó que lo hicieran, ¿Por qué? «Piensa, piensa Unar, me dije a mi misma mientras me rascaba mi despeinado cabello con un bolígrafo,..». Pues, estamos en tiempos de la "falsa pandemia" ¿Qué estará pensando en relación a mí? Que estoy aterrada, desamparada, ignorante y sintiéndome confundida como tantísima gente en este planeta.

Hay un refrán que dice: "A río revuelto, ganancia de pescadores." Quizás piensa: seguro que ahora vuelve al redil buscando consuelo espiritual. Me dio risa y me sentí aliviada por no estar en esa condición desesperada, como para retroceder en mi camino volviendo al engaño de una maestrilla del "despertar controlado".

Contesté aquel mail con una sola palabra en el asunto del mensaje, DADME DE BAJA, y seguí delante del ordenador aparentando hacer un trabajo, cuidando que pareciera que estaba todo el tiempo en línea.

Recuerdo como si fuese hoy una de mis últimas conversaciones con aquella "maestra espiritual del despertar controlado". Le hice un comentario sobre otra amiga muy apegada a la religión cristiana; que constantemente me estaba hablando sobre cumplir la voluntad de dios para nuestras vidas. Esta amiga no daba ni un paso sin que los profetas de su iglesia le dieran el visto bueno; esa iglesia evangelista también estaba llena de personas solteras esperando su pareja profetizada.

La respuesta de la pseudo maestra espiritual puso mis neuronas en estado de alerta, me dijo:

―Pues deberías tomar ejemplo de ella.

―¿Sí? ¿Y a quien debo yo someter mi voluntad? ¿A ti?

―Bueno... no, no es eso...

Se puso nerviosa y acomodó la situación con una sonrisa dulce e inocente. En ese momento ya iba bastante desajustada nuestra relación, pues ella no encontraba la manera de que yo aceptara sumisamente su conducción. Yo también sabía que en el grupo de adeptos, por insinuación de ella misma, me llamaban la bipolar. Ella les había explicado, que cuando estamos en procesos de despertar, quizás algunas personas reaccionen de un extremo a otro.

Yo tenía muy claro que bipolar no estaba, por el hecho de que un día me comportaba con amabilidad, agradecimiento y actitud cooperativa y otro la confrontaba y la frenaba cuando se ponía invasiva, imperativa y controladora, con aires de tener alguna autoridad sobre mí.  Pero como ella era "un canal de la fuente", no admitía que una mortal "sorda y ciega psíquica" como yo, le llevase la contraria. La manera de justificar mis desafíos ante los otros, era diciendo lo de la bipolaridad. 

Maestra... una más de tantos guías de un "despertar controlado" dentro de la Matrix. Me ha dado por estos días en reflexionar en estas dos palabras; con tanto gurú en las redes propagando movimientos de rebelión en nombre de "los buenos", aquellos que van a rescatarnos del legendario y perpetuo orden mundial, y que en contra de algo que lleva milenios ocurriendo a nivel planetario. Tienen que dar material a todos los bandos, con los dormidos ya bastan los medios de desinformación de masas, con los medianamente espabilados e informados; gestar una "disidencia controlada".

La trampa perpetua, reiterativa, aburridoramente nauseabunda. Tengo una amiga que me cuestiona diciendo: «Pero habrá que estar de algún lado ¿Qué hacemos entonces?»...

El Plan C; no tomar partido por ninguno, abrir de una vez los ojos a esta gran mentira de control, de manipulación, darnos cuenta de que conocen nuestros "procesadores cerebrales", porque son los creadores de nuestro deficiente "sistema operativo". Aceptar que no somos una especie con un alto eslabón en la cadena evolutiva.


PRUDENCIA

Si permito ser habitada por aquello;

aquello anulado en mí,

dando a esa esencia su centro;

desprogramando al intruso inquilino...


Cuando mi brújula se alinea

con quien soy realmente;

esta nave es conducida

por su capitán verdadero...


Este capitán que sabe y observa,

conociendo su camino y su destino,

desde su pecho su dirección orienta;

naciendo la prudencia, la cautela...


Al dejar de ser engañada por los sentidos,

por la adoctrinada conducción planetaria,

por el carcelero y estereotipado tiempo

por la hueca cacofonía de las palabras...


Capitán interno con brújula propia,

dejando de viajar movida por otros vientos,

conociendo el mar que navego,

pero navegando sin miedos...


Conociendo las trampas del pirateo,

sin aliarse con piratas de la verdad;

navegando con prudencia,

sabiendo que se hace en mar enemigo y turbulento.


OTRAS ENTRADAS A ESTA SERIE

sábado, 28 de noviembre de 2020

Aceptando

Estaba esperando mi turno en la consulta de mi odontólogo. Sacando toda mi paciente resignación ante el hecho de tener que respirar a través de aquella incómoda y torturante mascarilla. No podía callar mis pensamientos que se extendían de forma tirana, enlazados unos con otros tras mis breves miradas a los rostros del resto de los pacientes, que al igual que yo, esperaban su turno pero para otras consultas diferentes a la mía. Para mí, aquellas caras ocultas tras el impuesto bozal; no eran más que un patético reflejo de la docilidad y sumisión irreflexiva de la raza humana.

Hice la prueba de bajarme la mascarilla un momento a ver que pasaba; recibí no una, sino unas cuantas miradas de reproche o ira mezclada con miedo. Me subí de nuevo el bozal, y seguí pensando, está vez para autoanalizar la posibilidad de estar juzgando a esas personas, me pregunté ¿Me estoy sintiendo superior o más lista que ellos? ¿Les estoy mirando como tontos? Mi móvil sonó, era Mario.

―Hola Pedro. 

―Hola Unar, qué tal estas. ¿Cómo tienes el día hoy? Que te parece si tomamos café juntos después de comer, a eso de las 16:00, en la cafetería donde estuvimos la última vez con Trinity.

―Pues está bien, sí puedo, ahí nos vemos.

Pedro se había convertido en otro amigo de conversaciones reflexivas, lo conocí por medio de Trínity, de vez en cuando quedábamos los tres, a veces solo el y yo. Hoy también había sido invitada a comer por mi hermano; hacía meses que no le veía debido a las restricciones de la actual "pandemia planetaria". Era el cumpleaños de mi sobrino, así que habíamos quedado en un restaurante para comer juntos, el chico cumplía doce años.

Reunidos y sentados ya en el restaurante con las cartas de platos en las manos; mi sobrino me hizo la siguiente observación.

―¿Tía eres una imprudente?

―¿Yo, por qué?

―Porque te has bajado la mascarilla y aún no estamos comiendo.

―Ese es mi chico, un hombrecito muy responsable. «Dijo mi cuñada».

Levanté la mirada, ahí estaban los tres delante de mí con sus mascarillas puestas. Hice una pausa, no accioné como tantas otras veces, defendiendo mis posturas, iniciando un debate, obviamente no con el niño, sino con sus padres; mi hermano y su mujer.

―¿Estas seguro de que la mascarilla nos protegen del virus?

―Sí.

―¿Porque te lo aseguran tus padres, cierto? ¿Y a ellos se lo cuentan "unos expertos por la tele". sí?

―Unar... Mejor cambiemos de tema. «Dijo mi hermano con el ceño fruncido».

―¡No, yo quiero oír a la tía! Es mi cumpleaños y elijo que hable.

Los tres adultos nos lanzamos miradas, y mi cuñada y mi hermano asintieron con sus hombros en actitud de resignación. No podía callarme; en algún momento del futuro, cuando mi sobrino recordase este día, querría que pensase que había otras ideas en relación al caos, a la manipulación, y desinformación sistemática en la que la humanidad estaba siendo sumergida, o por lo menos una grandísima parte de la misma. También dejarle sembrada la inquietud de atreverse a razonar más allá de razones impuestas como verdades para el consumo de las masas; a quienes se les considera incapaces de darse cuenta. Estigmatizando también como peligrosos a cualquiera que pretenda alertarles sobre el engaño y la inducción cognitiva  a lo cual son sometidos día tras día. Tuve la sensación de entrar en una especie de burbuja en la que estábamos solos el niño y yo...

―Sabes... Unos científicos de Dinamarca, acaban de publicar un estudio sobre la ineficacia de las mascarillas contra la nombrada pandemia.

―¿Sí tía?

―Las moléculas del virus son muchísimo más pequeñas que los poros del material de las mascarillas. Pongamos un ejemplo, si tu estuvieses preso en algún lugar en contra de tu voluntad, y un día miras que han puesto una verja, cuyos barrotes están tan separados que pueden pasar entre ellos muchísimos prisioneros al mismo tiempo, ¿Qué harías?

―Pues huir de allí tía. Pero si la mascarilla es muy, muy buena quizás sí que sirva. Nosotros llevamos de las mejores, mira, la mía que buena es.

―Pues en ese caso te voy a poner otro ejemplo... Veamos... ¿Tienes gafas de sol? Venga póntelas y respira. ¿Qué pasa?

―Que se empañan y me arden los ojos.

―Sí, arden los ojos porque se exhala dióxido de carbono. Pero lo que quiero que observes es que el aire sale por la vía de menor resistencia, o sea por las rendijas de la mascarilla, hacia arriba y hacia los lados. Mira otro ejemplo. «Cogí una de las velas de la tarta de cumpleaños, la encendí y le invité a que la apagase soplando a través de la mascarilla».

―Ja, ja, no se apaga.

―¿Y a dónde ha ido a parar todo ese aire que has soplado? Por algún lado ha salido ¿No? Otra vez el aire ha buscado la salida de menor resistencia. Pues fíjate, cuando inhalamos, una parte del oxigeno del aire que pasa a la sangre se transforma en agua, y cuando exhalamos, una parte de ese aire es vapor de agua. O sea que salen de nuestra nariz mezclados con ese aire de unos quince a veinte gramos de agua por hora de respiración. Ya has visto que dicho aire siempre sale, al igual que esas minúsculas gotitas de vapor de agua, así que ¿De que sirve una mascarilla? Ese vapor de agua irá a la atmósfera igualmente.

―Mira, mira, para el rollo ya, no me le comas al crio el coco con tus conspiranoias.

Conspiranoicos, así nos llamaban a quienes nos atrevíamos a razonar, cuestionar y pensar diferente. Pero no me lo tomé como un insulto, no como otras veces, no sentí enfado, ni tuve la necesidad de defenderme. Miré a mi sobrino, le guiñe un ojo, puse un dedo en mis labios en señal de silencio. El chico me devolvió el gesto en actitud de cariñosa complicidad.

Había dejado de sentirme el  bicho raro de la familia, había aceptado mi condición innata, no con arrogancia ni sentido de ser especial o superior. Tampoco había la tendencia de querer sermonear a otros, ni debatirles sus puntos de vistas cuando no tenían ningún interés por saber otra cosa distinta, o escuchar otra versión, sencillamente porque no les nacía y nunca les había nacido alguna inquietud  contraria a la versión oficial de cualquier aspecto de la vida, llámese ciencia, cultura, religión, educación, normas sociales, costumbres, relaciones personales, etc.

La comida de cumpleaños prosiguió tranquilamente, mientras mi sobrino abría sus regalos, contemplé a sus padres en un estado de neutralidad poco habitual en mí y que comenzaba a instalarse como formato ante mis interacciones con cualquier persona, libre del lastre emocional que suele empañar o distorsionar toda realidad.

Había aceptado el hecho de haber nacido con un sistema espiritual inmune, que a partir de la adolescencia me llevó a rechazar la visión ilusoria del mundo, inculcada por medio del condicionamiento social.

Entré a la cafetería y ya Pedro estaba allí esperándome. Como siempre tan sereno y acogedor en sus gestos y su mirada. Después del saludo, no pude evitar hacerme mentalmente la pregunta ¿Cómo he podido pasar tanto tiempo sintiéndome tan sola y lejos de personas tan maravillosas como él, como Trínity? Personas en total resonancia con mi corazón.

Le comenté mis reflexiones en relación a la comida familiar; no hizo más que completarme y nutrirme con sus palabras.

Despertar es un proceso sin fin, puede ser duro, a veces triste  hasta que lo aceptas y te entregas. Comprendes y dejas de resistirte. Ya no hay pretensión de cambiar nada. «Dijo Pedro».

 Sí, es lo que comienzo a sentir. Lo único que anhelo es seguir avanzando y de vez en cuando ayudar a otros a conseguir lo mismo. Estoy disfrutando de acciones tan sencillas como tomar un café, la lluvia, una buena conversación, un rato a solas.... todo es provechoso. Hasta tengo ganas de enamorarme otra vez.

 A partir de la aceptación, todo fluye y está de tu lado. 

―Nunca mejor dicho: "Todo está de mi lado porque perdió el truco para estar en mi contra". Y el truco o la trampa del juego, es que ya no existe en mi mente el "programa que procesa dichos archivos", por muchas "carpetas" que me lleguen a partir de cualquier interacción; yo las proceso con un programa nuevo en mí, y el resultado es distinto, ya no me engancho en fricciones ni conflictos con nadie, sea cual sea la intención. 

Dejas de ser tu peor enemigo y por eso dejas de temerte. 

Sí, es como sentirse una estrella  brillante pero camuflada de anonimato, saber que estoy más sola que nunca, sin sentir nunca más la soledad, el tiempo es mío sin presiones, siendo imposible que lo desaproveche, respiro sin prisas, pues no hay a donde llegar.

―Sumergidos en una aventura máxima.

Pedro me cogió las manos con naturalidad, para mí aquel gesto significó el cierre y asentamiento de un paso más en mi andadura de actualización cognitiva y de consciencia.  El aspecto de reflexión  ya no era un concepto, una teoría; ahora era  parte activa de mi condición humana.

CUANDO UN CORAZÓN DESPIERTA

Un corazón que recuerda...
¿Pero cómo recuerda un corazón?
Al principio es doloroso;
cuando comienza, cuando despierta.

Lloras ante la naturaleza,
lloras ante la luz del sol,
todo parece intenso y exquisito,
nuevo, diferente...

Diría yo que es como llegar,
como venir de otro planeta;
otro ser mirando a través de ti,
ya no eres como antes...

Te sientes como un niño
aunque por fuera no lo parezcas,
ries, vuelves a jugar, te entregas,
lo apagado otra vez regresa.

Muchas cosas sobran;
por dentro todo lo encuentras,
pero no eres un niño,
pues otros ya no te gobiernan.

Te apagaron para adaptarte,
para aprender a estar aquí,
ahora consciente desaprendes,
para vivir de otra manera.

Y recuerdas, recuerdas por qué,
y saludas al mundo con otra mirada;
otro acento en tus palabras,
un silencio amoroso te renueva...

¡Eres tú, eres tú, eres tú!...
Siempre has estado allí,
esperando el momento con cautela,
esperando el tiempo que ahora llega.

viernes, 27 de noviembre de 2020

Turista Pasajera de Todos Lados



 Una sensación nueva y constante...

un sabor diferente en mi boca me despierta,

oliendo desde cada amanecer esa brisa,

una brisa nutritiva y por mi mente aún desconocida.


¿De dónde me llega este olor?

Este aroma de un nuevo comienzo,

sintiendo arena en mis pies descalzos,

y un sol naciendo en un horizonte plateado.


¿Lo vivo mientras duermo y aquí no lo recuerdo?

¿O es parte de un futuro cercano, venidero?

Sólo siento que me despierto nutrida,

siendo cada día una mágica travesía.


Cada día es único y absoluto en sus momentos,

sintiéndome enamorada de una parte desconocida,

que  hace reírme del pasado y suspirar el presente

con el entusiasmo de una niña renacida.


Soy de nuevo aquella niña silenciosa,

la que jugaba con las hormigas,

viviendo entre dos mundos con sencilla maestría,

disfrutando de mi espacio y de mi tiempo.


Despierto sintiendo que cada día

es algo más que eso; es un universo,

pletórico de posibilidades y sucesos,

y juego, maniobro desde la que estoy siendo.


Dejé de renegar por ser parte de esto,

convivo entre mis dos mundos,

construyo en este con la luz del otro,

siendo una feliz turista y pasajera de todos lados.


Unar Idycula

27/11/2020


miércoles, 25 de noviembre de 2020

Sinceridad. Serie 6/12

(Esta hermosa imagen ha sido creada por mi amigo y lector de este Blog: José de las Islas Canarias. ¡Muchas gracias!).


 ¿En que consiste ser sinceros?

Si nacemos y somos modelados,

¿Modelos representativos de qué?

Traspaso de conductas por siglos, por años...


¿Es la sinceridad un concepto aprendido?

¿Y si fuese algo diferente a eso?

¿Un formato olvidado o desconocido?

Y no la automática representación de normas …


Podría representar con sinceridad

montón de adquiridas conductas;

siendo una gran farsante conmigo misma,

ignorando la sincera voz de mi  consciencia...


Y he aquí la paradoja perpetua;

la sinceridad nunca será sincera,

cuando desde la mente automática se expresa;

así solo se proyecta un impecable y sincero ego...


Para mí ser sincera en esencia,

es dar espacio y expresión a mi Voz  Interna,

y siendo esa Voz tan honesta, tan sincera;

me doy cuenta que he sido una sincera mentirosa...


Así doy inicio en constante sostenido

a desprogramar en mí mentiras impuestas,

dando lugar a que mi Ser florezca;

desvinculando paso a paso la máscara mentirosa...


Sinceridad no puede ser otra cosa que ser consciencia auténtica.


Unar Idycula

24/11/2020


viernes, 20 de noviembre de 2020

Nobleza. Serie 5/12


 Cuando abro algo más que mis ojos,

y mis ojos son ventanas a mi Ser;

el reflejo de un corazón alineado,

un corazón vibrando en la lucidez...


Si me recupero a mi misma, observando,

restaurando lo que me ha sido negado;

con paso sostenido y firme, limpiando,

liberando la mente de caprichos y complejos...


Aceptando mi reto, comprendiendo a los otros;

cada uno transitando su camino,

pasando de ser un parlante cacofónico;

pues una vibración elevada vale mas que mil palabras...


Cuando mi  mente ya no baile sola;

como tirana, anárquica, autoritaria,

apagando por fin el piloto automático,

siendo una sola entidad resonante...


Danzando la vida en unidad y armonía;

mente, corazón y cuerpo físico,

bailando al ritmo de la nobleza,

la nobleza, vibración consonante, ritmo...


La nobleza es el ritmo de la melodía, 

melodía que surge en consonancia vibratoria,

emanando de una entidad unificada,

que vive, danza, juega su vida  desde el Amor.


Unar Idycula

20/11/20



miércoles, 18 de noviembre de 2020

Cuando el arte se convierte en la puerta que te lleva de nuevo al Corazón

 


PELÍCULA RECORDIS

"Cuando el arte se convierte en la puerta que te lleva de nuevo al Corazón"
Una película de Víctor Brossah y Davit Giménez

Marie Guillaume, una periodista freelence, recibe el encargo de realizar un reportaje al pintor Víctor Brossa. La periodista viaja a un pueblo de Gerona donde el artista tiene su taller. Durante tres intensos días, lo que tenía que ser una plácida entrevista se convierte en un choque de personalidades que desembocará en un desenlace totalmente inesperado.

Con Roser Vilches y Núria Mallol
1 VIDEO - 86 MINUTOS


SINOPSIS:

Este film es un proceso artístico disfrazado de historia cotidiana basado en la aplicación práctica del Arte Ritual. En el mismo, el artista Víctor Brossah explora de forma simbólica los diferentes aspectos de su ego creativo. Para ello, la película nos introduce en el mundo de un personaje ficticio (Víctor Brossa sin la “h” final), presentado como una construcción masculina histriónica e incompleta que trata a toda costa de despertar a esa otra parte de sí mismo, un alter ego femenino representado por Marie, una mujer creativamente castrada que se ha refugiado en su parte racional.

Dirigida de forma magistral por Davit Gimenez, esta obra representa un viaje metafórico desde el que se nos propone tomar la responsabilidad creativa de nuestra vida más allá de lo que representan para nosotros cada una de nuestras creencias. Realidad o ficción, cordura o locura, solo son conceptos que pueden ser traspasados cuando comprendemos la vida como un proceso artístico que nos permite explorarnos, reconocernos, gestionarnos e integrar aquellos aspectos de nosotros mismos que, ya sea en interno o en externo, nos mantienen continuamente enfrentados y divididos.

Aunque muchos dudaban sobre la posibilidad de rodar esta película desde los medios y la forma en la que ha sido realizada, este film es la prueba de que los universos creativos permiten hacer posible lo que la mente dice que no lo es. Una de las grandes claves para lograrlo ha sido la capacidad de fluir y transformar las escenas y los aspectos del guion en función de los acontecimientos, jugando a tomar a la propia película como una entidad viva que permitía a todo el equipo experimentar la magia y el poder transformador de cualquier proceso creativo más allá de lo esperado.
Rodada en menos de un mes, sin medios económicos y con un equipo cuyos miembros jamás habían participado en el rodaje de una película. Sin ensayos previos, sin asesoramiento o conocimiento sobre la industria del cine y gracias a la aportación voluntaria de todos los integrantes del equipo y la ayuda desinteresada de un montón de personas que decidió apoyar este proyecto, esta película ha podido ser realizada.

domingo, 15 de noviembre de 2020

La Invitación

Trínity se puso en contacto conmigo mucho antes del momento en el que escribo este relato. Fueron encuentros en los que prosiguió aportando abundante e interesante información; la cual yo fui receptando con más facilidad que las primeras veces. También me invitó a acudir con ella a varias reuniones, en las cuales me presentó a otras personas allegadas a ella, y también conocí a su guía, maestra o mentora espiritual. Trínity me aclaró que prefería que no le diera ninguna de esas atribuciones en relación a su persona; pero yo, al fin y al cabo, como humana 3D, necesitaba darle algún calificativo a esa relación.

Lo cierto es, que después de muchas lecturas de la información canalizada por aquella persona, quien "lideraba" el grupo; definición que también me indicaron no era la correcta; ¿Pero cómo llamarle? Lo cierto es que en uno de esos encuentros; fui invitada a ser algo así como una especie de aprendiz.

―¿Quieres hacerlo? «Me preguntó Trínity».

―De momento, «contesté». aparentemente no tengo muchas más opciones... Lo que sí tengo claro, es que tengo el firme propósito de avanzar como ser humano, superar las limitaciones del uso de estos rudimentarios sentidos, que la verdad sirven para poca cosa, es que ni siquiera me permiten conocer con certeza si lo que se me presenta  es de verdad, un camino coherente y honesto de una real trascendencia humana y espiritual.

―Sabes que vas a sentirte parecido en relación a cualquier otra elección.

―Sí lo sé, y en este caso aunque sea muy avanzado y evolucionado el conocimiento que se ,me entrega; sigo siendo una creyente, no puedo ver por mi misma la realidad, ni tengo capacidad, de momento, para acceder a su fuente. Ya he sido tantas veces engañada por otros guías y conductores, aunque también es cierto que en algún momento descubrí sus tramoyas, y salí de ellas. Pienso que llegará el tiempo  de  desarrollarme sin "muletas", pero mientras tanto, parece que el mensaje perpetuo desde casi la mayoría de corrientes de desarrollo espiritual; es que no me queda otra opción, que lo único que puedo hacer es dejarme guiar y confiar.

―¿Confiar dices? No es confianza lo que percibo en tus palabras.

―Es cierto, no es confianza total lo que siento, no puedo confiar del todo. Aunque acepte la invitación  estaría alerta. Es lógico; que si con este conocimiento me habéis llevado a dudar de todo lo que me rodea y a saber que nada es lo que parece, de momento, como no puedo verificarlo por mi misma hacia donde voy de la manos de vosotros, tengo derecho a hacer ese camino con cautela, con prudencia, sin caer en otro adoctrinamiento, observando y estando alerta de que no se me pinte una holografía más.

―Pues sí, tiene sentido lo que dices, estas en libertad  de tener todos los cuidados que necesites al respecto; porque esto no es una secta ni nada que se le parezca.

―¿Y tú Trinity? ¿Cómo tienes tanta certeza de que no es otro engaño?

―He pasado por variados falsos maestros, falsa espiritualidad, y he recibido en sueños avisos del engaño en el que estaba en cada momento. Confío en mi misma principalmente, no me doy por vencida, no abandono mi objetivo, aquello por lo cual he regresado a este mundo en esta era planetaria. He nacido con poca cosa para poder usar como brújula, y es a través de  mis sueños por donde recepto ciertos mensajes.

―Pues... Yo ni eso. ¿Será que tendré que confiar en ti, hasta que mi incapacitado cerebro pueda hacer algo más que eso, y pueda apreciar por mi misma la verdadera realidad?

Yo seguí sintiéndome frustrada, tenía que seguir creyendo en otros aparentemente más adelantados en el camino, o que estaban aquí en el mundo con otra condición, humanos o humanas que según decían conservaban muchas de sus cualidades originales, aquellas que nos han sido arrebatadas hace milenios, y nacimiento tras nacimiento nos privan de ellas, de nuestra verdadera y auténtica condición humana. Pero tenía que seguir trabajando en mí misma, ya fuese sola o de la mano de otros más adelantados.

―Mi papel no es convencerte de nada. «Dijo Trínity después de un breve silencio de ambas».

―Lo sé, y si lo hicieras, entonces ya sí que mi desconfianza sería total; pero también me conoces lo suficiente como para saber eso... ¿No me queda de otra que jugar a la "gallinita ciega", confiando principalmente en que algún día veré la realidad por mí misma?

Yo seguí en silencio, mi sensación ahora era neutral, ni entusiasmo ni inquietud por aquella invitación; cosa que no me movía ni a decir que sí ni que no... No sé cuanto tiempo me quedé mirando hacia ningún lado en especial. La verdad estaba cansada y aburrida de emprender caminos religiosos, místicos y espirituales, sin ningún beneficio real para mi despertar. Yo seguía o así me sentía en situación de dependencia, que otros me contaran sus visiones, revelaciones, o canalizaciones. Estaba aburrida de ser adepta, seguidora, creyente... No sabía que contestar, y ante ese sentir preferí no dar respuesta.

Unar... Te percibo incómoda. No tienes porque sentirte presionada por esta invitación.

―Sí, y no lo haré. ¿Sabes lo que hare? Lo que generalmente hago ante cualquier propuesta; investigaré. No quiero dejarme llevar por el afecto que siento por ti, y por el hecho de estar tan a gusto en tu compañía. Aplicaré las mismas herramientas, los mismos principios que vosotros me habéis transmitido en todo este tiempo, para analizaros a vosotros mismos. ¿Qué te parece? Y comenzaré preguntándote por las personas que han pasado por vuestro grupo y luego se han apartado. Quiero saber su versión acerca de vosotros, conocer sus experiencias. Porque aunque quizás sus respuestas sean subjetivas, y estarán plagadas de sus criterios personales; tomar una decisión ahora mismo, también sería una acción subjetiva y emocional.

―Como quieras Unar... Pero yo no tengo ningún contacto con esas personas.

―Ya me las ingeniaré para encontrarles.


OTRAS ENTRADAS A ESTA SERIE

domingo, 1 de noviembre de 2020

Prudencia (Serie 4/12)

Si permito ser habitada por aquello;

aquello anulado en mí,

dando a esa esencia su centro;

desprogramando al intruso inquilino...


Cuando mi brújula se alinea

con quien soy realmente;

esta nave es conducida

por su capitán verdadero...


Este capitán que sabe y observa,

conociendo su camino y su destino,

desde su pecho su dirección orienta;

naciendo la prudencia, la cautela...


Al dejar de ser engañada por los sentidos,

por la adoctrinada conducción planetaria,

por el carcelero y estereotipado tiempo

por la hueca cacofonía de las palabras...


Capitán interno con brújula propia,

dejando de viajar movida por otros vientos,

conociendo el mar que navego,

pero navegando sin miedos...


Conociendo las trampas del pirateo,

sin aliarse con piratas de la verdad;

navegando con prudencia,

sabiendo que se hace en mar enemigo y turbulento.


Unar Idycula

31/10/2020

.

jueves, 29 de octubre de 2020

Respeto (Serie 3/12)

 


Cuando consigo estar en mí,

cuando lo olvidado toma su centro, 

llegando a ser espacio perpetuo;

mi armónico lugar seguro...


Cuando descubro que lo material

es efímero y siempre de paso,

que la información oficial es engaño,

cuando despierto de la ilusión de los sentidos...


cuando descubro que aquí nada tenemos,

que hemos sido educados a base de mitos;

analfabetas de la esencia, de la consciencia,

ignorantes creyentes y sumisos...


Respeto no por tus condecoraciones,

ni por las riquezas que atesores;

es respeto al ser que albergas, que también es el mío,

respeto sí, por compartir esta prisión planetaria...


Respeto a la vibración que nos vincula,

respeto a tu caminar y a tu camino,

respeto a tu interpretación de la vida,

respeto a lo que decidas...


Al estar camino a la libertad;

a la libertad interior, soltamos,

que cada quien vaya y venga,

que navegue por donde le apetezca...


Cuando navego otro tiempo,

otro tiempo distinto al tuyo;

sea lo que sea que digas, escucho y cayo;

ya no debato, respeto tu camino y también el mío.


Unar Idycula

29/10/2020

jueves, 22 de octubre de 2020

Cortesía (Serie 2/12)

 Si me recuerdo amada, amándome;

sentiré también que te amo,

siendo la mano que delicada se extiende,

y mi boca emite palabras amables.


Si te escucho sin prejuicios ni juicios,

comprendiendo nuestros momentos,

 nuestros procesos individuales,

sin tendenciosas y ásperas palabras .


Si te observo y me veo a mi misma

transitando otros momentos,

sin debatir tus ideas, elecciones...

y mis palabras no entorpecen tu camino.


Si mi presencia sincera

facilita un momento, unas horas,

un breve encuentro, una amistad,

una convivencia honesta, amable...


Si mis gestos, palabras, acciones;

viajan movidas por mi intención,

amorosa intención que siempre precede,

carente de expresiones hirientes.


si puedo verme reflejada en ti;

agradecida, nutrida por tu actitud cortés;

entregaré la cortesía que siento merecer,

siendo aquella que ama porque se ama a sí misma.


Un ser que se ama

puede verse a sí mismo en la mirada del otro;

nutriendo los encuentros con su mejor intención,

intención entregada desde la cortesía.


Unar Idycula

20/10/20

viernes, 16 de octubre de 2020

Humildad (Serie 1/12)


Si descubro quien soy,
si recuerdo aquello;
aquello que mis células habita.

Si te observo y contemplo,
que hay en ti otra, otro,
desconectado o no, habitándote.

Si despierto y abandono esa lucha,
si de verdad comprendo,
si me veo y te veo, ya no compito.

Si de una vez me desnudo,
si por fin me entero y acepto
que he vivido desde esta máscara;
intoxicada de una falsa genética,
raptada, programada, tuneada
por una paternidad impostora...

Si dejo de ser la que he sido;
una secuencia, un paquete de datos,
obsolescencia artificial e ignorante.

Si todo lo que me han contado
pierde sentido e importancia...
si me quedo sin eso,
sin eso, retornando a mi esencia...
Entonces nace la humildad,
cuando soy y estoy en mí misma.

Aún siendo diminuta partícula
de aquello que un día fui;
sigo siendo esencia infinita.

Cuando la esencia llega a ser,
no necesita notoriedad,
ni interés por parecer especial.
Solo se puede ser humilde
al descubrir nuestra grandeza;
pues al sentirnos tanto, tanto,
desaparece miedo, complejos y competencia.

Unar Idycula
15-10-20


martes, 6 de octubre de 2020

16 de muchas más

 


15 de muchas más

 


Película sobre Wilhelm Reich

WILHELM REICH, EL HOMBRE QUE DIO LA VIDA POR DEFENDER LA DE LOS DEMÁS


(DEL BLOG DE: https://joseppamies.wordpress.com/2015/07/16/wilhelm-reich-el-hombre-que-dio-la-vida-por-defender-la-de-los-demas/)


Wilhelm Reich el hombre que dio la vida por defender la energía orgónica como fuente de creación de vida y salud, por defender una psiquiatría humanizada, por oponerse a las pruebas nucleares y por idear un sistema de descontaminación nuclear.

Por fin una película que lleva su mismo nombre” El extraño caso de Wilhelm Reich”, , que de momento no se visionara en los grandes complejos de cine, con los que nos adoctrinan y aborregan.

Wilhelm Reich fue un psiquiatra y científico polivalente extraordinario y murió en las cárceles de Estados Unidos, años después de huir de Hitler por su condición de judío.

Su muerte (1957) en las cárceles de la “democracia” americana fue debida a un supuesto “infarto”. Las autoridades nunca permitieron una autopsia.

Eran tiempos en que se imponia la Psiquiatría salvaje, torturando  a los enfermos mentales y Reich se oponía con terapias más humanas, como la cámara orgónica de su invención.

De aquella salvaje Psiquiatría, salieron los manuales de tortura que aún se aplican en ciertas cárceles de americanas y en otras de países dictatoriales.

Wilhelm Reich pensaba que en el país de la “democracia” podría investigar con seguridad su gran pasión: La fuerza increíble de la naturaleza para crear vida y regenerar lo vivo enfermo, sometiéndolo a las fuerzas extraordinarias de la energía orgónica que el descubrió.

Se equivocó, su descubrimiento le costó la vida (1.957) y los libros y documentos que el Gobierno de Estados Unidos encontró de su autoría, fueron quemados en hoguera pública.

Este modelo de sociedad amordazada se ha ido imponiendo hasta nuestros días, con el sufrimiento consiguiente derivado para toda la Humanidad.

Gracias a su hija Eva Reich, que en paz descanse (2.008), se pudo conservar la obra básica de Reich y en estos momentos se está viviendo un resurgir de estas teorías, que por lo que parece ser no son solo teorías.

Si hubieran sido solo teorías, el Gobierno de Estados Unidos no hubiera puesto tanto interés en destruirlas y a destruirle a él en persona. Peligraba un modelo de dominación que se ha ido imponiendo.

Visionen la película, no les dejara indiferentes. Por nuestra parte ya estamos experimentando con la cámara orgónica de su invención y tenemos esperanzas de que pueda ser de gran ayuda para la recuperación de enfermos, incluso con enfermedades graves como el cáncer.

Y otros colectivos también están experimentando la utilización de otro instrumento de Reich, con lo que paliar las sequias provocadas por las fumigaciones aéreas de la ingeniería climática militar.

En este enlace información sobre la manipulación del clima actual, que en sus tiempos y dada la contaminación por pruebas nucleares en suelo americano, Wilhelm Reich intentó contrarrestar.

Libros de lectura imprescindibles de Wilhelm Reich:
La biopatía del cáncer (1948).
Escucha pequeño hombrecito (1945).



SUB TITULADA A ESPAÑOL EN EL MINUTO 2,5 MÁS O MENOS




viernes, 18 de septiembre de 2020

Ellos Viven


They Live (traducido como "Ellos viven") es una película estadounidense de acción-ciencia ficción de 1988 escrita y dirigida por John Carpenter. La película está basada en John Nada (Roddy Piper) es un hombre sin hogar que encuentra trabajo en una obra en construcción de Los Ángeles. Uno de los trabajadores, Frank Armitage (Keith David), lo acoge para pasar la noche en las chabolas locales. Mientras le están siendo mostrados los alrededores, nota un comportamiento extraño en una pequeña iglesia al otro lado de la calle. Investigando al día siguiente, descubre un monton de cajas de cartulina están dispersos alrededor de la parte trasera del edificio, y él por casualidad tropieza sobre varias cajas más que ocultan un compartimento secreto en una pared.
Esa noche, la policía rodea la iglesia, forzando a los habitantes a escapar. La policía entonces incendia las chabolas, destruyéndolas con excavadoras y le da una paliza al ministro ciego de la iglesia. Nada vuelve al sitio al día siguiente e investiga la iglesia otra vez, que ha sido vaciada. Toma una de las cajas del compartimento secreto y la abre en un callejón, encontrándola llena de gafas de sol.
Cuando Nada se pone las gafas por primera vez, el mundo aparece en sombras de gris, con diferencias significativas. Él nota que un cartel publicitario ahora simplemente muestra la palabra "Obedece"; sin ellas muestra el anuncio de que "Los Datos de Control crean un ambiente informático transparente". Otra cartelera (normalmente mostrando "Ven al Caribe" escrito encima de una mujer encantadora recostada sobre una playa) ahora muestra el texto "Cásate y reprodúcete". También ve que el papel moneda lleva las palabras "Este es tu Dios". Todos los impresos alrededor de él contienen publicidad subliminal.
Además, pronto descubre que muchas personas son en realidad extraterrestres. Cuando éstos comprenden que él puede verlos como realmente son, informan usando sus relojes de pulsera y la policía llega súbitamente. Nada escapa, mata a varios policías y roba una escopeta de policía, continuando hasta un banco local lleno de alienígenas. Los extraterrestres vuelven a denunciarlo con sus relojes, mata a varios, y uno lo ve y desaparece después de hacer girar un disco sobre su reloj de pulsera. Vuelve a aparecer la policía y Nada huye y fuerza a una mujer a llevarlo a la casa de ésta en Hollywood a punta de pistola. Quitándose las gafas para descansar, comenta: "Estas gafas se parecen a una droga ..., pero cuando te los quitas, caes con fuerza". Holly (la mujer) engaña a Nada y lo tira por la ventana, casi matándolo. Nada se marcha detrás de su par de gafas de sol, pese a todo.
Después de recuperarse, Nada vuelve a la obra de la construcción para discutir con Frank lo que él descubrió. Viendo a Nada como un hombre buscado por una matanza indiscriminada, Frank al principio no está interesado en su historia. Ambos se sumergen en una larga discusión en la que Nada intenta convencer y luego forzar a Frank a ponerse las gafas de sol. Tras una larga pelea, Frank finalmente accede a ponérselas, y ve también a los alienígenas a su alrededor. Frank se une a Nada cuando ambos entran en contacto con el grupo de la iglesia. El grupo comunitario escucha en la televisión a un orador que expone ideas radicales. Por ejemplo, culpa a los extraterrestres de las emisiones de dióxido de carbono y de metano ("Convierten nuestra atmósfera en su atmósfera, y consumen rápidamente los recursos del planeta"), con el objetivo de convertir al planeta Tierra en una atmósfera más semejante a la de su planeta originario. Holly vuelve, diciendo que ahora cree a John, y entrega alguna información a los rebeldes.
En la reunión, aprenden que el principal método de control de los alienígenas es una señal enviada por televisión, que es la que hace que el gran público no pueda ver a los invasores tal como son. Las gafas, también disponibles bajo la forma de lentes de contacto, interfieren la señal. La reunión es asaltada por la policía, que dispara a matar. Nada y Frank son rodeados en un callejón, pero escapan con la ayuda de uno de los relojes de pulsera de los alienígenas. Desaparecen del callejón y reaparecen en los subterráneos de un edificio desconocido, donde los alienígenas están dando una fiesta para sus colaboradores humanos.
El edificio resulta ser el sótano de una estación de la televisión local y la fuente de la señal de los extraterrestres. Holly, que trabaja en la estación, conduce a Frank y a Nada a la azotea. Cuando Nada se marcha, Holly mata a Frank de un disparo en la cabeza. Cuando Nada intenta destruir la antena, Holly intenta asesinarlo resultando ella la víctima. Una vez que mata a Holly, Nada destruye el artefacto como última acción heroica. Como último acto antes de morir, Nada les hace un obsceno gesto con el dedo a los extraterrestres. Al no haber señal que enmascare a los extraterrestres, los habitantes de Los Ángeles se sorprenden al poder verlos conviviendo junto a ellos.

martes, 25 de agosto de 2020

Vacaciones sin Trínity

Estuve unos segundos mirando al techo antes de incorporarme en la cama. No estaba segura de estar ya despierta, pues me sentía medio enganchada entre dos planos. No me moví, quería retener y repasar aquello que no parecía un sueño corriente, era demasiado realista. Me parecía haber entrado en el mundo de las vivencias que Trínity acostumbraba a narrarme. ¿Era así como se sentía una vivencia onírica? Decidí levantarme y tomar nota de lo soñado, porque recordé que Trínity me había sugerido que lo hiciera, que apuntara mis sueños.

Pero, otra vez estaba sin tener noticias sobre Trínity, había dejado de llamarme para reunirnos. La última vez que la vi, me dijo que corría peligro y que por eso dejaría de verme por un tiempo. Aún no llegaba a entender a qué peligros se refería; Sólo me comentó que "dependía de mí misma, de encontrar mi coherencia interior, de llegar a mis propias certezas, y que desaparecieran las dudas acerca de todo lo que ella me desvelaba". Esas fueron sus palabras literalmente.

Escribí con lujos de detalles aquel aparente sueño, y se lo mandé por mail. Pasaron los días y no obtuve contestación alguna. La verdad es que ella no tenía tampoco ningún interés de convencerme de nada, ni de ratificarme de su versión del mundo. Recordé después de todo este tiempo sin verla y sin respuesta a mi mail, que también me comentó alguna vez: "Un verdadero despertar de consciencia ha de ir afianzado en una confianza en ti misma, en el desarrollo de habilidades para decodificar los mensajes propios, o sea los tuyos, los que son solo y exclusivamente para ti. Al principio todos recibimos ayuda de quienes van por delante en el camino; pero no es recomendable quedarse perpetuamente apoyados sobre "esas muletas". Hay que llegar a la solvencia interior sin caer en la soberbia."

La verdad es que yo tampoco podría recorrer ningún camino permanentemente apoyada en que otros me interpretasen sus señales; eso sería como conducir un coche sin conocer las normas de tránsito, y llevar siempre un copiloto dándote indicaciones sobre lo que cada una de ellas indican; algo así como: frena, cruza, acelera, para, deja pasar a esos... ¡Sería tremendo! Aunque lo convencional en este mundo, es que siempre tengas tutores y guías espirituales, que en ningún caso estimulan tu autonomía de ellos, sino todo lo contrario. Todos esos seudo guías, nos escupen con sus jerarquías, diciendo que están más cerca de dios, y nombrados por el mismo para conducirnos, guiarnos... Toda persona que se presente ante mí con esa actitud; es descartable, y Trínity nunca lo ha hecho; era éso lo que sostenía mi confianza en ella.

No había vuelta atrás, Trínity había activado en mí una lucecita de desconfianza y búsqueda. Me había dado algunos parámetros a partir de los cuales escuchar o leer, y discernir intenciones, diferenciar información verdadera y bien intencionada, de aquella que no lo era, o intentaba desinformar, o confundir. En la actualidad había gente dando charlas "conspiranoicas" desde hacía muchos años, tenían muchos libros publicados, y grandes audiencias. Escuche a uno de estos conferencistas decir que la gente no quería saber la verdad de la realidad en que vivimos en este mundo, que elegían no ver...  Pero Trínity me había dicho otra cosa, y ésa, su versión; a mí me resultó más resonante. ¿Por qué? Por mi propia experiencia, porque mientras se está tan programado, e ignorante de que lo estas; es imposible darse cuenta de lo que es verdaderamente el entramado planetario; y cuando dudas y haces preguntas, somos reconducidos con otras mentiras que están empaquetadas, diseñadas para esos momentos...

Así que, no hay manera de avanzar sin aceptar que en nosotros conviven dos genéticas opuestas; una original y de Luz, y otra artificial, que solapa y anula a la auténtica. Y, a partir de ese conocimiento y aceptación se da inicio a la desprogramación sin tregua de dicha conciencia invasora. Yo apenas estaba dándome cuenta de esto.