Buscar este blog

domingo, 26 de mayo de 2019

Insistencia...



Insisto, insisto; jamás me doy por vencida...
pese a todo este ruido en mi cabeza;
algún día se actualizará el prisionero,
abrazando en consciencia a su carcelero.

Ruido y más ruido en esta cabeza,
y yo buscando el nutrido silencio;
el silencio que el prisionero anhela,
y habita escondido la cárcel de los ruidos.

Ruido por fuera, ruido por dentro,
y yo anhelando el nutrido silencio,
pero el autómata carcelero tiene miedo;
y grita mientras más se libera el prisionero.

No me rindo, persevero, insisto,
sé que un día quedará libre el prisionero,
abrazando en consciencia al carcelero,
uniéndose en creativo y perpetuo silencio.

Unar Idycula
26/05/2019

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario será bien recibido, gracias.