Buscar este blog

viernes, 7 de diciembre de 2018

Reflexiones


He amanecido con una serie de reflexiones, una de ellas: que es una tontería moverse o dejar de accionar motivados o frenados por las interpretaciones de otras personas… Nunca sabremos aquello que otras personas piensan de nosotros. La ambivalencia de la humanidad en general es grande. Basta mirarnos verdaderamente a nosotros mismo para darnos cuenta de ello.

Si decimos que sí cuando nos nace decir que no, o decimos que no cuando queremos decir que sí. Si accionamos o no de algún modo o de otro, y no sabemos por qué lo hacemos así y no de otras maneras; y si se nos ocurre  modificar las normas; con nuestro proceder, terminamos retrocediendo porque salta en nuestros entornos la pregunta de censura, cuestionamiento, reproche… ¿Pero cómo haces esto? Sabes lo que hay que hacer  y como se hace. Siempre se ha hecho así, ¡Qué falta de respeto la tuya, qué desconsideración, qué desagradecimiento!

He pagado alto el precio de mi libertad, desde que comencé a tomar mis propias decisiones y eso fue pronto, ya en mi adolescencia. Cuando empecé a decidir si accionaba o me abstenía de ello; su coste fue la soledad. Quedarme callada y no participar o tomar partido en ciertas conversaciones, no era grato para los otros; decir lo que realmente pensaba, era peor. Encontré por aquellos tiempos un sistema personal e íntimo con mis poemas, ellos eran mi alivio. Salían de mi lado más profundo y esencial, eran un mensaje para mí principalmente en momentos muy duros y difíciles. He tenido que mudarme muchas veces, desprenderme de todo, dejarlo todo; pero nunca me desprendí de esos amarillentos folios con mis poemas. Cuando este año comencé este blog, me prometí no avergonzarme nunca más de lo que me llega por ese medio.

No calculo mis poemas, no los planifico, no los intelectualizo. Cuando me llega una frase o una palabra, tengo que parar con lo que hago y escribir, sea que valla en el metro, caminando, etc. En el pasado siempre llevaba agenda, ahora con las aplicaciones de los móviles todo es ventaja… Por estas reflexiones mañaneras, hoy he decidido sacar de la cuarentena aquellos que hace poco decidí desvincular de este blog.

No puedo direccionar las interpretaciones que otros hagan de mí, pero tampoco tengo porqué vivir reprimida por ellas. No escribo para intervenir ni influir en los pensamientos de nadie; eso lo tengo muy claro. Lo que los demás perciban de mis poemas, dependerá de sus cognitivos y amplitud de consciencia. No busco con ellos la plasmación de alguna realidad, si la misma es invasiva para otros o desajustada a los contextos personales del presente de cada quien.

Nadie tiene porque asustarse de mí, ni muchísimo menos preocuparse por mí cuando lee lo que escribo. Soy solvente por dentro.

Unar Idycula
07/12/2018

martes, 4 de diciembre de 2018

Despedidas (Diciendo adiós a los monster con dosis de verdad)



He decidido llamarles monster (a los egos), me parece que literariamente suena más artístico. Han transcurrido unos días complicados, ha hecho falta hacer cierres de ciclos con la percepción de que algo se queda desajustado en el camino transitado, pero hay que avanzar, de momento algunas cosas se han de quedar en cuarentena...

Los monster... ¿Qué soy y qué no soy como persona? Haré una analogía sencilla a partir de la imagen de una célula humana.


Somos el núcleo, antes de ser "tuneados por el creador" éramos núcleo. Así que somos ese 2% esencia-luz y un 98% es todo lo demás. ¿Qué pasa cuando ese 2% permanece ignorante y dormido? Pues que gobierna en su mayoría el otro 98%.

Cuando ese 2% se despierta, y eso depende de cada persona, ya que no existen ni métodos ni tiempo específico para esto, así que hay tantas maneras de despertar como perfiles "humanos" en este planeta; pues comienzan los cambios de consciencia, se despierta el observador, empieza la autoobservación, la real, la que mira hacia adentro.

Darse cuenta no es tan fácil, es demoledor e impactante ser consciente de que eres una máquina humana, con un sistema operativo muy limitado; cuyo 98% ha estado formateado antes de nacer desde la zona de los uyuyuis* (ver nota al final). 

Así que nacemos formateados para ser adaptados a este mundo, mediante doctrinas religiosas, sociales, culturales, etc, etc... Así en todo el planeta y da igual la religión o doctrina ya sea oriental u occidental.

Este sistema operativo, integrado por los monster (egos); está diseñado para evitar que nos demos cuenta de que no somos eso, para que cuando nos hagamos preguntas que cuestionen a dicho sistema, y esto comienza mirando fuera y dudando de lo que hay; nos hagamos resonantes con multitud de temas, que nos alivian emocionalmente, y nos distraen de nuestros cuestionamientos e inquietudes. En pocas palabras: ese sistema operativo está diseñado para impedirnos que miremos hacia adentro. Y también para engañarnos, haciéndonos creer algunas veces que lo estamos haciendo, y que estamos logrando despertar nuestras conciencias.

Cuando planteo rasgos de mis  asuntos personales, lo hago porque no quiero desarrollar este blog desde teorías, es decir a partir de lecturas intelectuales acerca de estos contenidos. Pero jamás ponerme como ejemplo ni modelo de nada ni de nadie. Me autoobservo y veo como se cuelan los monster. También os digo que algún monster, si te ve moverte de manera consciente, puede inducirte a pensar que por allí vas muy mal...

En fin, que actuar sin los monster no es tan sencillo, pero para verles hace falta la interacción con otras personas, porque afortunadamente en este planeta están pasando muchísimas cosas buenas; y ya no hace falta ser el anacoreta en una montaña escondida para encontrarnos a nosotros mismos...

Cuando permanecemos aislados, porque nos creemos puros y especiales y no queremos ser contaminados por los monster de otras personas; estamos operando desde uno de los nuestros. Aquí haré otras analogías sencillas:

Vida sin interacción humana.


Vida con interacción.

Aunque también opino  que hay momentos en la vida que es necesarios hacer ciertas distancias para vernos a nosotros mismos, eso dependerá de cada quien y de cada caso; porque reitero que no hay modelos preestablecidos para esto.

Conclusión: nuestros monster operan siempre en resonancia con otros monster foráneos, es allí cuando podremos verles desde nuestro yo consciente previamente activado, que aunque sea un diminuto 2% de nosotros es muy, muy potente. Si el mismo, va consiguiendo poco a poco desprogramar cada monster que vaya entrando a danzar en la escena, se hará cada vez más fuerte. Nuestro sistema operativo irá mutando. Lo que hacemos es desinstalar los programas monster, y en su lugar instalamos programas equivalentes al 2% original.

Y por cierto... dedicarnos a observar los monster de otras personas, es la actitud más ciega e ignorante en la que podemos caer, ya que si hacemos eso el proceso es de retroalimentación y empoderamiento de nuestros propios monster.

Yo acabo de pasar  por muchas distracciones, he tenido que plantarle cara a algunos de mis monster... La percepción del logro es una fusión de mente, corazón y cuerpo. Mi comprensión ha dicho SI, mi sentir ha dicho SI, mi cuerpo ha dicho SI... Otro maravilloso reset... Estoy feliz, camino hacia un yo unificado...


Unar Idycula
04/12/2018
***************************
Uyuyuis* De una serie de TV que veía cuando era una niña: 

Goldar: Monstruos del espacio (Serie de TV)


lunes, 3 de diciembre de 2018

Carta Abierta a un Profesor

(La imagen: Fractal de Mandelbrot)

Hace algunos año ya, funciono desde mis pulsos internos, a veces parecen incoherentes o irracionales, pero estoy aprendiendo a discernir los verdaderos de los falsos (falsos: los mentales)...

Yo quería realizar el curso que acabo de culminar de LSE en horario de tarde, pero al fin y al cabo hacerlo. Me llamaron de dos centros, en uno de ellos, dicho curso se daría por las mañanas y en el otro por las tardes. Fui primero al de las mañana, me apunté, me dijeron: hay muchas solicitudes, te avisaremos si entras. Luego acudí a la charla del de las tardes: ese día llovió muchísimo, me perdí buscando la dirección, llegué 40 minutos después, encima se me rompió el paraguas. Imagino que tuvieron compasión de mi aspecto y me lo contaron todo a mi solita. Y dijeron lo mismo que en el otro: ya te llamaremos... También me llamaron tres días después. 

Mientras yo buscaba la dirección, casi a punto de ponerme a llorar, pero sin desistir pensando que tenía que llegar como sea; el móvil no paraba de sonar, pero yo no contestaba. Al final de aquella caótica mañana, me doy cuenta de que del otro centro me llamaban para decirme que tenía cupo en el curso.

No sabía qué hacer, porque yo quería hacer el curso por las tardes. En el de las mañanas me dijeron que las clases las daba un profesor, en el de las tardes una profesora. Mientras regresaba a casa en el metro... pensamientos disyuntivos; ¿Qué hago, qué hago? "Pepita Grilla" decía es un profe, y le hice caso...

Querido profesor, ya te lo he dicho alguna vez: si no fuese por tu alma, yo que ya poquísimas cosas hago por deber u obligación; esto me habría sido cuesta arriba.

Formar a otros, va más allá del mero hecho de transmitir paquetes de contenidos, tú tienes lo que hay que tener y es amor por lo que haces. 

No voy a llenarte de halagos, las palabras nunca alcanzan a expresar los verdaderos sentimientos, y la vibración real de un sentimiento igual de real; se sostiene y se transmite. 

Si las palabras no surgen de una resonancia interior real; no sirven de nada, y un sentimiento verdadero necesita poquísimas palabras.

Nos has entregado tu amor por lo que haces, eso no tiene precio. Todo lo demás está en los libros, apuntes, etc., y yo soy muy buena autodidacta. Me quedo con ese tesoro, y como tampoco me averguenzo de mis sentimientos; te digo profe: que te amo con un amor universal, desapegado y limpio. 

GRACIAS!!!!

ASISTENTE PLANETARIO


Realicé la siguiente composición en enero de este año 2018; cuando dibujaba ese rostro, pensaba ¿Quién es ella?. Hay imágenes que son solo caricaturas sin sustancia, se ponen en un cuadro como un relleno; a mí a veces me pasa esto... Pero esta vez, mientras dibujaba ese rostro, sentía que esta persona era real, que existía... ¿Quién es ella?  Esto quedó sin respuesta.

Cuando volví de las vacaciones de agosto, y tenía que enfrentarme al caos de la habitación donde hago este tipo de trabajo, ya que  me fui y quedó hecha un desastre... Organizando el espacio, miro con atención de nuevo este cuadro: !Es mi amiga Cris¡ El impacto es que la conocí en el curso de LSE tres meses después de pintar esto 

Esta entrada al Blog la dedico a ti, amiga de mi corazón, eres un ser maravilloso.