Buscar este blog

sábado, 6 de octubre de 2018

Canto a la Verdadera Tierra



Una melodía de esas que te soplan al oído y no estas en paz hasta que haces algo con ella...

Año 2016

viernes, 5 de octubre de 2018

NO AL ATAQUE DE LAS MEDICINAS COMPLEMENTARIAS/INTEGRATIVAS

ATAQUE A LAS MEDICINAS COMPLEMENTARIAS/INTEGRATIVAS

ATAQUE A LA LIBERTAD INDIVIDUAL Y DERECHOS HUMANOS




Dra Manuela Cuevas Expósito

Soy médica, tengo 59 años. 

He vivido la dictadura franquista en España, la llegada de la democracia con verdaderos aires de renovación en los años 80.

La mejora en las instituciones y por ende en la sanidad pública con arraigo profundo en medicinas preventivas y la mejora en la enseñanza y la apertura en el acceso a la Universidad de las clases sociales más desfavorecidas.

Este es mi caso, hija de emigrantes andaluces en Catalunya, obtener el acceso a una carrera universitaria en este caso medicina fue un verdadero ejercicio de democracia y de igualdad de oportunidades para las clases más desfavorecidas.

Llevo más de 30 años ejerciendo medicina e integrando en este ejercicio, medicinas de diferente visión en el concepto de salud y enfermedad a la medicina convencional.

Medicina homeopática, antroposófica, natural, medicinas que buscan sanar creando salud, sin agredir al organismo, buscando la colaboración del paciente....

Verdadero protagonista en el proceso curativo.

Curar es equilibrar al ser humano en todas sus capacidades, dando claridad mental, equilibrio emocional, impulso para la vida… curar es dar los instrumentos al ser humano para cumplir su destino desde la libertad personal y el respeto a los que lo rodean....

¿Y este tipo de curación que lleva a favorecer la independencia y autonomía del paciente interesa en la sociedad actual?

Medicina y sociedad siempre han ido de la mano.

¿Y qué pasa cuando las estructuras políticas y sociales buscan esclavizar y las personas buscan medicinas para liberarse?.

Mientras hemos accedido a unos pocos pacientes se nos ha ido tolerando.

Pero en el momento actual que más del 60% de la población accede a las medicinas integrativas, hemos comenzado a ser molestos para ciertas instituciones y mercados financieros.

Llegados a este punto se ha despertado el dragón, con toda su ferocidad ha comenzado el objetivo de ataque y aplastamiento de estas medicinas que han calificado de “pseudociencias” y se les llena las fauces cuando pronuncian ciencia y enarbolan la bandera de la verdad científica.

Para la guerra ya no hacen falta armas, su arma más eficaz son los medios de comunicación y la palabrería denigrante en ellos vertida.

La repetición automática de frases en negativo saben que provoca un efecto de programación en la masa media.

Ya nos lo han vendido todo de esta manera.

Lo que hemos de pensar, cómo hemos de educar a nuestros hijos, cómo hemos de vivir, cómo llegaremos a ser felices… cómo hemos de tratar nuestra salud, qué se nos permite hacer o no hacer para curarnos….

Si se observa la cara de este fenómeno da miedo, este chip que se nos instalaba en el cerebro en las películas futuristas ya nos lo han puesto.

Por lo tanto si no utilizamos el método científico para observar y aprender de estos ataques, cualquier tema de importancia para nuestras vidas, nos será vendido primero, después vetado, prohibido, perseguido y castigado.

Lanzo esta reflexión para el público en general.

En mi opinión el ataque a las medicinas integrativas es un indicio del ataque a la libertad del ser humano y la pérdida consecuente de sus derechos.

Dra Manuela Cuevas Expósito.

Aceptación


La resignación no es para mí; 
la aceptación sí... 
Si me resigno reanimo a la víctima;
 si acepto soy consciente de porqué ha de ser así.

 La resignación tiene por medio resistencia,
resistencia ante una acción o fuerza exterior, 
dolor, amargura... 

La aceptación es una elección reflexiva y madura...
Hoy lo acepto; sólo has sido un déjà-vu; 
para mí una realidad de otra línea de tiempo,
 para ti seguramente nada.

 En este presente "no existo para ti":
he de aceptar esta realidad,
 por coherencia y salud mental. 

No es fácil sentirte,
 sentir tu alma resonante 
 y luego permanecer tan distante...

 Hay muchas fronteras  entre los dos.

Pero te veo tal cual eres, 
no es la ilusión de un idealismo;
con todas tus limitaciones 
y tu caos, desenfadado a la vez tímido,
 y ese corazón tan grande. 

Ahora que lo acepto, sólo falta descubrir
  ¿El porqué de esta experiencnia vinculante?
 Como siempre, terminaré entendiéndolo.

Me estoy despidiendo, aquí cierro, 
no más atención para este tema, 
no más escudriñar tu mirada;
 en la que nunca estaré reflejada,
 no más poemas, no más...

Unar Idycula
Poema atemporal





miércoles, 3 de octubre de 2018

“Déjà-vu”


¿Anticipar lo que puede suceder en la vida que llevamos?

¿Percibir lo que sucede en otra línea de tiempo?

¿Relacionarme con otros estando dormida o despierta?

¿Que vida llevamos fuera de este mundo?

¿Y si esa vivencia la hacemos una realidad concreta?

¿Será útil conocerla, vivenciarla, trabajar en ella?

Unar Idycula

-03/10/18-

Resultado de imagen de “déjà-vu”

martes, 2 de octubre de 2018

Louise Hay

De una hermosa y sabia mujer 

*Louise Hay* murió el 30 de agosto de 2017, por causas naturales a la edad de 90 años.

In Memoriam, uno de sus últimos escritos:

"Voy a cumplir 90 años este sábado. Elijo ver mi vida moviéndose en diferentes direcciones, todas ellas igual de buenas. Algunas cosas son incluso mejores ahora que en mi juventud. Mis años más jóvenes estuvieron llenos de miedo; en la actualidad mis días están llenos de confianza.

Mi propia vida realmente no comenzó a tener sentido hasta que estaba a mediados de mis 40 años. A la edad de 50 empecé mi carrera de escritora a una escala muy pequeña. El primer año hice una ganancia de 42 dólares. A los 55 años me aventuré en el mundo de las computadoras, lo cual me asustó pero tomé clases y vencí el miedo. Hoy tengo tres computadoras y viajo con mi iPad y iPhone a todas partes. A los 60 años tuve mi primer jardín. En este mismo tiempo me inscribí en clases de arte para niños y empecé a pintar. A los 70 y 80 era más creativa y mi vida continúa siendo cada vez más rica y plena.

Todavía escribo, doy conferencias, enseño a través de mis acciones. Estoy constantemente leyendo y estudiando. Soy dueña de una editorial muy exitosa y tengo dos organizaciones sin fines de lucro. Soy una jardinera orgánica dedicada. Cultivo la mayor parte de mi propia comida. Me encanta la gente y las fiestas. Tengo muchos amigos cariñosos. He viajado extensamente. También todavía estoy pintando y tomando clases. Mi vida se ha convertido en un tesoro de experiencias.

Quiero ayudarte a crear una idea consciente de tus últimos años, para que te des cuenta de que estos pueden ser los años más gratificantes de tu vida. Quiero que sepas que tu futuro es siempre brillante, no importa cuál sea tu edad. Mira tus últimos años convirtiéndose en tus años de tesoros.

En lugar de simplemente envejecer y renunciar y morir, vamos a aprender a hacer una gran contribución a la vida. Tenemos el tiempo, tenemos el conocimiento y tenemos la sabiduría para movernos por el mundo con amor y poder.

¡Da un paso adelante, utiliza tu voz, sal al mundo y vive!

Con amor, "Louise Hay."

lunes, 1 de octubre de 2018

Qué Está Pasando


Es tan fácil romper el hilo,
el delgado hilo entre dos mundos,
ése que cose y descose,
 que a veces arregla y remienda...

¿Cual es el hilo de tus ojos?
De esa mirada que me inquieta,
que grita y se oculta,
¿Qué esconde esa mirada triste?

¿Qué susurra tu vista cansada?
¿Qué inquietudes te desvelan?
¿Porqué te siento tanto?
Tanto, tanto y no hay maneras...

Me levanto y juro no pensarte,
Me duermo y de mi sueños te expulso,
pero sigues allí...
Cómo, no lo entiendo...

¿Qué pasa, qué está pasando?

Unar Idycula
Poema Atemporal

domingo, 30 de septiembre de 2018

Jeff Foster

Ha llegado a mi este texto con el cual me identifico plenamente:

Nadie respira por ti. El corazón de nadie late por ti. 
Las palabras y actos de los demás podrían liberar 
sentimientos de dolor, tristeza, vergüenza 
(o felicidad) en ti, pero sólo se trata de sentimientos
que ya se encuentran dentro de ti. No han sido
“causados,” sino liberados. Siéntelos plenamente, 
déjalos fluir a través tuyo; ellos quieren moverse.

Eres inocente; los sentimientos no son castigos, 
aunque se sientan intensos, incómodos o como una
“amenaza” en un principio.

Observa la mente ahora; quiere encontrar a alguien
o algo “culpable” de estos sentimientos difíciles, alguien
que sea el “malo.” La mente echa a andar inmediatamente
la historia de una víctima, y así es como te desconectas
de tus sentimientos, de tu respiración, de tu precioso 
cuerpo y su hogar: del momento presente; buscando 
causas, castigo, venganza. La mente ataca a los demás, 
o se da la media vuelta para atacar tu propio núcleo. 
Nada de eso es necesario; pero permite el impulso, también.

Por ahora, por favor, no abandones tu precioso cuerpo. No te
desconectes tratando de saltar por encima de tu propia
experiencia. No eres ningún inútil. Mantente enraizado 
en la respiración. Ofrécele un santuario a cada sentimiento 
liberado, a esa parte lastimada. Crea un espacio para el 
que tiene miedo, para el que se siente triste, para el que 
está decepcionado. Expándete, eres un océano, y deja que
las olas de sentimientos vengan.

En este momento tú eres realmente responsable; capaz 
de responder al sentimiento y a la situación conscientemente 
y con presencia, en lugar de reaccionar automáticamente, 
habitualmente, sin consciencia. 

Desde este lugar de presencia, podrás seguir expresando tu
verdad, decir sí o no, pedir lo  que quieras, irte, quedarte, 
compartir tu experiencia o no, todo sin culpa. Pero ahora,  
nadie estará controlándote y tampoco estarás tratando de  
controlar a nadie. 

No hay nadie con quien molestarte y nada  de que avergonzarte.  
Tú no eres una víctima; estás establecido 
en tu propio poder, en la Tierra.

Tu sentido de autoestima no depende de lo que nadie haga, 
diga, piense o quiera. No eres ni peor ni mejor que nadie en
este planeta; tú eres la misma Vida, tan vivo como cualquiera, 
conectado con lo que es real.

No eres una víctima porque estás profundamente 
conectado a ti mismo, dándole la bienvenida a tus 
pensamientos y sentimientos, honrando tu camino, 
inclinándote humildemente ante el sitio donde estás 
parado Ahora.

Poseyendo el suelo, tiernamente.

Jeff Foster