Buscar este blog

jueves, 27 de septiembre de 2018

Realidad Concreta


En Venezuela el elemento relacionado con la palabra concreto, equivale en España a la palabra hormigón.

¿Qué es la realidad concreta? ¿Es acaso la existencia que se desarrolla dentro de un bloque de hormigón?  Mundo materia, planeta tierra; es posible que no sea ni siquiera eso.

Por muchos lados se está diciendo desde hace tiempo, que habitamos y somos una proyección,  solo hologramas...

Pero quién o quienes son los artífices de la macabra película llamada vida terrena. Repetir y repetir, milenio tras milenio; engañados permanentemente con la promesa de la evolución.

La bufona promesa de la vida eterna; cuando ya tenemos una vida eterna, que consiste en volver y volver aquí, sin recuerdos, sin memoria. Así seguir viviendo desde la confusión y el engaño.

Que nadie se ofenda por lo que digo; pues yo no lo hago cuando estoy permanentemente bombardeada con invitaciones de fe y alabanzas a algún Dios.

Hoy estoy tan cansada, tan aburrida, pero sigo muy consciente que he de seguir aquí lo mejor que se pueda, y mañana será otra día. Me reciclaré cuando duerma y salga de aquí por unas horas... Todo pasa, y yo en eso tengo mucha experiencia.

Unar Idycula
27/09/18

miércoles, 26 de septiembre de 2018

¿Te Vas?


¿Perder lo que no se tiene? 
Algo nuevo para mi;
no lo sé, no sé nada...

Qué contradicción;
despedir lo que nunca llegó,
en este mundo es eso,
más en mis sueños no ...

¿En mis sueños?
¿Dónde queda eso?
¿Cuándo sucedió?

Cómo diluir la sensación;
de despedirte de nuevo,
 de decirte otra vez adiós...

Si nunca has estado
y jamás te has ido;
ya lo sé... soy yo.

Yo y mis sentires,
yo y mi mundo de sueños,
yo y otras realidades...

Sólo mi percepción;
para mi es real,
la sufro, la vivo;
para ti, quizás no...

¡Qué triste, qué triste estoy!
Te vas amigo, compañero,
te vas sin haber llegado.

¿No jugaremos más entre sueños?
¿No comprobaré quien eres?
¿No te diré quien soy?

¡Pero qué triste, qué triste estoy!...

Unar Idycula
Poema atemporal

lunes, 24 de septiembre de 2018

Descubierto Está


Ahora me doy cuenta...
y me da igual que no me veas, 
que no me toques,
da igual que no me sientas...

Ahora comprendo
porque apareces en mi existencia,
amigo, maestro tácito,
sin acentos en la materia.

Aprendo tanto contigo,
aunque no te des cuenta;
me devuelves un reflejo,
un rebote de mi frecuencia...

Descubierto este acertijo,
ya no hay nada que temer;
que sencillo y que gracioso,
reconocer este dilema...

Compañero, amigo, maestro,
aunque tú no te des cuenta.

Unar Idycula
-24/09/18-

La Revisión


Revisándome...

¿Comprender ser comprendida?
¿Necesidad o interés?
¿Qué digo y qué no digo?
¿Porqué digo lo que digo?

Palabras solo mías;
¿Quién las entiende?
¿A quien interesan o importan? 
¿Una parte de mi queriendo ser vista?

De tanto callar me quedo muda,
o jugando  paso por tonta;
dos opciones, tonta o muda...
Por respeto a sus conciencias.

El tiempo de uno no es el de todos;
me hago cargo de mi ligereza, 
de  mi vano protagonismo;
enviada a revisión y me reviso.

Seguiré callando no queda otra;
huir del filo de los equívocos,
habitando mi refugio de tonta;
aquí donde nadie me ve ni me aborda...
 
Desde el silencio veo y observo;
me río, me río y me río;
de las lagunas, de las fronteras
entre mis ideas y las otras.

Pero mi risa es amorosa, 
 me río de mí misma,
de valoraciones confusas,
que por ligera  merezco,
las merezco por egoica.

Revísate, me dijo, y yo me reviso;
¡Qué consejo más sensato! 
Pero mi revisión sigue otro camino,
y no el camino sugerido.

¡Muchísimas gracias!
Maestro de camino...

Unar Idycula -24/09/18-