Buscar este blog

viernes, 3 de agosto de 2018

¿Pegarle a todos los “palos de la creatividad”?

Alguien me dijo recientemente esto refiriéndose a mí: es que  Nury “le pega a todos los palos”… Bueno era tarde en la noche, y como desde hace algo de tiempo para acá, acostumbro a no reaccionar.  Y menos sin saber lo que esto signifique para quien lo dijo, aunque me pareció un mensaje un tanto ambiguo.

No reaccioné ante la aparente ambigüedad del mensaje, simplemente porque la reacción es defensa, y el que se defiende de algo padece, aunque no se dé cuenta de ello. Al contrario, pensé, mira que opinión tan interesante sobre mí, que me invita a hacerme un autoanálisis. En silencio agradecí que aquella persona expresase esa opinión.

Apartando la intención del mensaje, que la verdad no me interesa, me hice la oportuna pregunta: ¿Le pego a todos los “palos” de la creatividad y la expresión artística? A todos no pero a unos cuánto sí. ¿Hay algún problema en mí por esto? Pues la verdad siento que ninguno.

Lo convencional a lo mejor es centrarse en una sola actividad, ser especialista, buscar fama, prestigio y reconocimiento. No nací para ser ese tipo de personaje; ahora lo tengo muy claro y asumido, los motivos, los hay pero no los haré públicos.

“Tocar muchos palos de la creatividad”; me ha servido para “surfear en este planeta mi existencia”. Ojalá mucha más gente se atreviese a ello, ojalá no fuésemos mutilados desde niños a expresar nuestra sensibilidad, ojalá siendo ya adultos no pasásemos de este llamado a la expresión creativa y a su disfrute, pasando de toda pretensión de reconocimiento, o del miedo a ser criticados.  Ojalá…




jueves, 2 de agosto de 2018

Mis 4 Amores



Te quiero por tu ternura,
por tu tímida mirada,
a veces desafiante,
por la costumbre de tus abrazos.

Pero te confieso que a él también le quiero
porque se sumerge en mis razones,
se mezcla en mis ideas,
y tiene la pasión del intelecto,
así llegamos al éxtasis del verbo.

Al otro… también le quiero, 
aunque poco piensa y razona,
pero como ama el puñetero,
él me transporta  de la cama al universo.

Y al de los juegos… también le quiero,
él estimula mi niña traviesa,
 y jugamos sin prisas ni descanso,
curioseo y siempre descubro.

¿Quién podrá juzgarme
por quererte a ti y a todos ellos?
Si cuando he querido a uno solo
se ha metido en mi cama
con un burdel en su mente
y he dormido con él
y también con todas ellas.

Y  a mí me sobra corazón y tiempo
para quererte a ti y también a todos ellos.

Unar Idycula
 -1996-

miércoles, 1 de agosto de 2018

Los Vampiros (Falsas amistades)



Deambulan los vampiros,
sagaces, discretos,
disimulan sus miradas,
disfrazan sus palabras,
sus pensamientos viciados
de palabras nunca dichas.

Deambulan los vampiros;
si creces, infelices serán ellos,
te acarician, te consuelan,
te engordan con sus egos,
aunque no dicen ni expresan,
oigo sus pensamientos.

Entre amigos sonrientes
deambulan los vampiros,
palmaditas en el hombro,
frasecitas elocuentes,
en sus envidias te arrastran
y la saliva de sus lenguas viperinas
es la trampa de tu caída.

Deambulan los vampiros
entre amigos sonrientes,
te embarran con sus heces
y esperan tu caída
para beber tu sangre lentamente.

Unar Idycula
- 1996-

Razón



Siento, pienso y razono,
sé a donde voy;
y  es auténtico y cierto.

No pararé por dudas,
ni pararé por cansancio;
llegará la razón desvelada;
la verdadera razón.

Unar Idycula
1995 

Ausencia

Los brazos están extendidos,
la mirada en el vacío;
a lo lejos camina un viejo
en un polvoriento camino,
las aves pasan anunciando
en un silbido su soledad.

Camino peregrino, solitario...
Fugaces refugios a mi paso,
tristeza y lágrimas sin confidentes.

Otros regresan de la distancia
con sus presencias efímeras,
y el lago por las noches se ríe de mí.

Antiguo, viejo camino peregrino,
entre flores y hojas secas,
llevo mis tristezas y alegrías,
y todos, y ellos nunca están.

Unar Idycula
- 1995-

Inmortal


Vuelve el tiempo sin memoria,
pasan, pasan los siglos,
buscando siempre el divino lugar,
esperando que se cumpla
la misión de trascendencia,
camina, camina el inmortal,
camina buscando su victoria,
vuelve, camina el inmortal.

Unar Idycula
 -1994-

Cuando Hacemos el Amor



NOTA:  Mirando imágenes encontré esta, recordé que este poema no tenía una. ¡Esta es la que le pega! Dije...
**********************************************
Cuando hacemos el amor
por el túnel me desplazo,
caigo lentamente
en mi sangre alborotada;
inefable alborozo en mi pecho,
no sé si risa o llanto.

Gira el espiral elevando mi entorno,
entro al mundo del encanto;
allí dentro tus besos, tus brazos,
dentro de mi tu calor socavándome…
Con la música de los suspiros;
  llega el maravilloso final…

Más tarde sigo aquí... 
haciendo el amor con tus recuerdos.

Unar Idycula
 -1994-

martes, 31 de julio de 2018

Así te Quiero


Te quiero como soy,
sin preguntas ni respuestas,
inmutable a tu influencia,
no me posees ni te poseo,
no me cambias ni te cambio,
 siendo siempre inalienables…

Si te quedas te quiero,
también si no te quedas,
porque me amo a mi misma
y respeto mi consciencia.

Así te quiero, como soy,
sin dejar de ser yo misma,
y no concibo otra manera
ni parecida ni ajena
en la que pueda quererte.

Unar Idycula
 -1994-

Mi Alma


Mi alma está medio loca,
tengo que cuidar de ella,
ve fantasías, escucha delirios,
está solitaria, confundida.

La ilusión de mi alma
les transforma, les disimula,
 hacia mi les trae el silencio
y enmudezco en la espera.

Mi intuición se rebela,
pero la emoción le ciega;
 mi alma es una incauta,
ella no mide la entrega.

Mi alma está medio sorda,
mi alma está medio ciega,
prefiere vivir creyendo
escandalosas mentiras.

 ¡Que no diga lo que quiera!
Quiere conducir mi vida,
 mi alma está medio loca,
tengo que cuidar de ella.

Unar Idycula
-1994-

Llegarás (Aquí sigo… Esperándote)


Siempre serás este sentimiento brillante,
mientras mis ideas se transforman;
y reflejan el milagro que acontece,
yo seguiré aquí…

Aunque a veces se eleve este puente,
tú llegarás para quedarte;
te quedarás el día que recuerdes,
cuando se limpien los cristales,
cuando se despierte tu duende.

Tú llegarás,
yo sigo aquí para esperarte;
mis brazos siguen extendidos,
sé que podré recuperarte.

Llegarás a este, tu lugar;
allí donde no hay materia,
ni cuerpos, ni barreras,
a lo anhelado y reprimido,
pero divinamente adquirido.

Tú llegarás,
yo sigo aquí para esperarte.

Unar Idícula
-1994-

Me Rebelo (Falso amor)


Me rebelo al claroscuro,
al agua turbia de unas lágrimas,
al reflejo equivocado del amor,
a unas miradas veladas,
al acertijo de unas palabras.

Me rebelo,
al resonar agridulce
de pensamientos ocultos,
a los sonidos de un alma
que desarmonizan
el ritmo sereno de la mía.

Me rebelo,
a ser alimento de tus egos,
al influjo de una silenciosa presencia,
al espectro que me llega
de lejos cuando tú no estás.

Me rebelo,
al silencio mentiroso,
mentiroso y culpable
que producen tus suspiros,
a un sudor que no se mezcla,
que no se une con el mío.

Me rebelo...

Unar Idycula
 -1994-

lunes, 30 de julio de 2018

¿Cómo y Porqué?


¿Cómo y Porqué?
Llegas tantos años después...
y yo aquí con este presente, 
y yo aquí con esta historia.


Tantos días mirándote,
para despertar una mañana viéndote,
¿Cómo has podido colarte?
Entrar en mi mundo verdadero;
a este lugar donde pocos acceden.


Me confunden las dudas,
no sé si te he  invitado,
pero es tan intenso el encuentro,
tan dulce, sentido, sincero...
que verte en mi vigilia
sin poder abrazarte
se me hace un suplicio,
un vació agónico y eterno.


¿Quién eres?
¿Cómo me llegas sin hablarme?
¿De dónde esta energía  diferente?
que me envuelve en tu presencia,
que me grita y me susurra.


¿Porqué ahora?
¿Qué papel juegas en mi presente?
No me bloquea un terrenal esquema;
pues allá donde me abrazas soy la real, 
no la que aquí parece;
allí amamos nuestras esencias,
aquí la materia permanece.


Lo diferente de esta historia
es que entre mis dos mundos
ya no hay tanta distancia,
y te traigo conmigo a este,
con el recuerdo intacto y perfecto,
tan real y a la vez tan distante.


Estoy luchando...
me duermo  sin querer soñarte,
pero sucede, amanece y te veo,
y te siento sin remedio,
tan cerca, tan lejano,
contigo y sin ti al mismo tiempo.


¿Qué está pasando?
¿Qué sentido tiene esto?
Es tremendo, muy tremendo,
me desquicio, pues en vigilia
percibo que tú también me sientes,
y notas mis ganas de abrazarte.


¿Como está pasando esto y porqué?
De verdad que no lo sé...



Unar Idycula
Poema Atemporal

domingo, 29 de julio de 2018

Alguien y yo (Amigo sideral)


Alguien me despertó una mañana,
juntos tomamos  café,
y pan relleno de susurros de no sé qué;
a veces nos entendemos,
hablamos hasta el amanecer,
jugamos  en el descuido de los sueños.

Ayer le vi bañándose en la lluvia,
lanzando lodo a otro niño en la calle. 

No es un extraño, se parece a mi abuelo, 
sentado en un taburete con su pantalón desteñido,
amarrado a su cintura con un curricán,
con su torso desnudo, sus pies descalzos,
fumando un gran tabaco.

Mientras lo miro y respiro desaparece,
pero volando regresa de todos lados.

Alguien y yo a veces bailamos,
en el breve espacio del amanecer,
en el mundo de los sueños,
pero al volver poco le recuerdo;
y regreso a esta vigilia,
siendo la tonta que olvida;
pero alguien siempre es y sigue allí.


Unar Idycula
 -1994-

HAY MOMENTO QUE… (Sin resignación)


Me duele este amor que siento,
enmohecido y guardado,
besos que se esfuman sin tiempo;
desconociendo su lugar,  destino y pasado.

Hay paredes sin amigos;
elevadas, altas están,
viejos faroles que se apagan;
y yo afuera queriendo besar.

Alguien sale de una casa;
me da un beso y un puñal,
dice: mata ese amor que tu sientes,
integra de una vez el olvido,
y acepta esta soledad.

Olvida y cumple tu destino,
esta gente nunca te dejará amar...

Ignorando el mensaje,
me enajeno en mi misma,
hago silencio, espero,
espero, espero y espero…

Unar Idícula
-1994-

TRISTEZA (El influjo de otras mentes)


Estoy triste aunque no como antes,
desconozco las razones;
aparecen  mil motivos para esta tristeza,
todos  ciertos y ninguno razonable.

No entiendo nada…
desde este velo espeso y sucio que me arropa;
cuán difícil se me hace esta lucha.

No entiendo las palabras,
ni las miradas de la gente,
no entiendo lo que de ellos me llega;
que tanto me perturba y nadie dice.

Quiero llorar, no puedo;
no sé por qué lloraría estando tan triste,
y con tantas razones para estar alegre.

(Unar Idícula 1993)