Buscar este blog

domingo, 9 de diciembre de 2018

Elijo



Entender y sentir la felicidad, 
 el bienestar general, disfrutar, 
aprovechar cada día sanamente, 
en constante intercambio cultural 
y espiritual.

Abandono los aprendizajes dolorosos,
 logros personales basados en sacrificios, 
sufrimientos, explotación laboral, etc. 

Dejo de vivir anímicamente triste, 
con pensamientos pesimistas, 
abandono la resignación...
  Existe otra forma de progresar, 
no siempre a cambio de esfuerzos.

No afectaré mi salud, 
mi alegría, mi optimismo, 
sostengo mi buen humor, mi gracia, 
que no transmuten en amargura, 
desagrado, apatía.

Elijo vivir en estado de felicidad, 
progresar en todos los sentidos, 
genero la mejor vibración posible 
a través de mis pensamientos, 
con actitud optimista, 
y mejor estado emocional. 

Ser feliz, disfrutar y experimentar 
el placer como acto sano, 
reparador a nivel vibratorio. 

Mejorar mi genética,
 mi nivel de conciencia física,
carácter y personalidad.

Unar Idycula
09/12/2018

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario será bien recibido, gracias.