Buscar este blog

viernes, 5 de octubre de 2018

Aceptación


La resignación no es para mí; 
la aceptación sí... 
Si me resigno reanimo a la víctima;
 si acepto soy consciente de porqué ha de ser así.

 La resignación tiene por medio resistencia,
resistencia ante una acción o fuerza exterior, 
dolor, amargura... 

La aceptación es una elección reflexiva y madura...
Hoy lo acepto; sólo has sido un déjà-vu; 
para mí una realidad de otra línea de tiempo,
 para ti seguramente nada.

 En este presente "no existo para ti":
he de aceptar esta realidad,
 por coherencia y salud mental. 

No es fácil sentirte,
 sentir tu alma resonante 
 y luego permanecer tan distante...

 Hay muchas fronteras  entre los dos.

Pero te veo tal cual eres, 
no es la ilusión de un idealismo;
con todas tus limitaciones 
y tu caos, desenfadado a la vez tímido,
 y ese corazón tan grande. 

Ahora que lo acepto, sólo falta descubrir
  ¿El porqué de esta experiencnia vinculante?
 Como siempre, terminaré entendiéndolo.

Me estoy despidiendo, aquí cierro, 
no más atención para este tema, 
no más escudriñar tu mirada;
 en la que nunca estaré reflejada,
 no más poemas, no más...

Unar Idycula
Poema atemporal





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario será bien recibido, gracias.