Buscar este blog

domingo, 2 de septiembre de 2018

El Ave



El ave voló otra vez
dejó su prisión atrás,
se fue en busca de nada
porque todo lo tenía ya;
su nido no pudo contener
aquello por lo que nació.

Adiós pequeña morada,
adiós carcelero,
si hubieses entendido
que mi alma no tiene dueños
que nadie me corta las alas,
quizás volaríamos juntos,
dentro, fuera, en todos lados,
llenos del todo, llenándolo todo,
porque somos todo
y al mismo tiempo nada.

Unar Idycula
-1999-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario será bien recibido, gracias.