Buscar este blog

domingo, 29 de julio de 2018

HAY MOMENTO QUE… (Sin resignación)


Me duele este amor que siento,
enmohecido y guardado,
besos que se esfuman sin tiempo;
desconociendo su lugar,  destino y pasado.

Hay paredes sin amigos;
elevadas, altas están,
viejos faroles que se apagan;
y yo afuera queriendo besar.

Alguien sale de una casa;
me da un beso y un puñal,
dice: mata ese amor que tu sientes,
integra de una vez el olvido,
y acepta esta soledad.

Olvida y cumple tu destino,
esta gente nunca te dejará amar...

Ignorando el mensaje,
me enajeno en mi misma,
hago silencio, espero,
espero, espero y espero…

Unar Idícula
-1994-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario será bien recibido, gracias.