Buscar este blog

domingo, 29 de julio de 2018

Alguien y yo (Amigo sideral)


Alguien me despertó una mañana,
juntos tomamos  café,
y pan relleno de susurros de no sé qué;
a veces nos entendemos,
hablamos hasta el amanecer,
jugamos  en el descuido de los sueños.

Ayer le vi bañándose en la lluvia,
lanzando lodo a otro niño en la calle. 

No es un extraño, se parece a mi abuelo, 
sentado en un taburete con su pantalón desteñido,
amarrado a su cintura con un curricán,
con su torso desnudo, sus pies descalzos,
fumando un gran tabaco.

Mientras lo miro y respiro desaparece,
pero volando regresa de todos lados.

Alguien y yo a veces bailamos,
en el breve espacio del amanecer,
en el mundo de los sueños,
pero al volver poco le recuerdo;
y regreso a esta vigilia,
siendo la tonta que olvida;
pero alguien siempre es y sigue allí.


Unar Idycula
 -1994-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario será bien recibido, gracias.